lunes, 6 de noviembre de 2017

Frases de "La otra isla del Dr. Moreau"





La otra isla del Dr. Moreau


(Brian Aldiss, Moreau´s Other island, 1980)


Inspirada en la célebre novela de H.G. Wells, Aldiss da una vuelta de tuerca sobre el mismo tema, en una época moderna: despues de una caida de una capsula espacial proveniente de la Luna, el sub secretario de estado de USA llega a esta peculiar isla, donde el Dr. Mortimer Dart realiza estos terribles experimentos con animales.
Más violenta que la original, algo de critica al sistema americano de salud y al político, no supera a la original, ni siquiera cuando su protagonista se enreda sentimentalmente con un grupo de focas....
Se deja leer, como una curiosidad, sin desdeñar a algunos párrafos, que publicaré más adelante.

Un poco de humor


Pensamientos



Rubia Fatal

(Suicide blonde, Darcey Steinke, 1992)



    Agobiada y angustiada por su futuro, una joven llamada Jesse se tiñe el pelo de rubio y comienza a peregrinar en el submundo de San Francisco, en un intento desesperado por encontrar su identidad. Descubre que su novio Bell tiene amantes de su mismo sexo, y al mismo tiempo ella conoce a Madison, la posible hija de una amiga que le despierta confusos deseos.
   Ambientes turbios, relaciones toxicas, muy pocas luces y muchas sombras, son retratadas de una manera muy interesante por la autora. Erótica y provocativa, la novela nos cuenta del deambular de la protagonista a niveles cada vez más bajos, con una prosa muy colorida e implacables diálogos.

   Si la ven en alguna librería de saldos no duden en comprarla, a veinticinco años de su aparición, lo que en esos años pudo haber resultado shockeante, hoy en día puede que sea una historia más que se vive en nuestras calles… Para analizar.   

Los hechiceros de la guerra

(Wizards, Ralph Bakshi, 1977)


   Irregular trabajo de Ralph, que años antes había adaptado el genial comic de Robert Crumb: Fritz de Cat (1972) con grandes resultados.
   En este film de animación para adultos, el director no logra plasmar una visión uniforme, el guión deriva entre el drama, la comedia y una reflexión antibélica que a veces suena a tomadura de pelo.
   Técnicamente, y considerando que en esos años todo era artesanal, la realización no termina de convencer, y por momentos se hace molesta para la vista.
   La historia, en un mundo post apocalíptico, enfrenta a dos hermanos magos, uno sabio y amante de la naturaleza y el otro tecnológico-nazista, no convence y hace ruido por muchos lados, la violencia física en algunos momentos, la presencia erótica de una hada en otros, quedan fuera de lugar para personajes cuya imagen es demasiado ingenua, y esto no parece ser premeditado, solamente por incoherencia.           
   Una pena, ya que Bakshi es un referente en este tipo de producciones, pero que en esta oportunidad nos ha dejado desencantados.


Alien: Covenant

(Alien: Covenant. Ridley Scott, 2017).



   Un intento por volver a las fuentes. Mejor que Prometheus pero sin llegar a la altura de Alien o Aliens, Scott vuelve sobre este universo para arreglar un poco el paso en falso anterior y recomponer ciertas lagunas. Hay un poco de claustrofobia, las criaturas son interesantes, y el contrapunto entre los androides le da cierto interés a la trama.
   De todas maneras, la parte final del film reitera mucho la formula (será para agradar a los fans, supongo), pero sin deparar grandes novedades.
   Visualmente grandiosa, se queda a mitad de camino, dejando algunos interrogantes para la próxima entrega, que esperemos, cierre la trilogía con el mejor de los éxitos.   


SHE

(She, Avi Nesher, Italia, 1982)



Gracias a las bondades de youtube, nos pusimos ochentosos y llegamos a esta producción que hoy en día puede resultar muy rara para el público, pero que en esos años se estrenaban en los cines todas las semanas.
   Luego del éxito de la saga de Mad Max, este tipo de films derivó en un subgénero denominado como: Futuro apocalíptico, en la que podíamos ver bandas de motoqueros con ridículos vestuarios, barbaros, gladiadores, héroes de muchos músculos y de poco cerebro más feroces y bellas guerreras sin mucho talento para las escenas de acción y/o actuación. 
   Y She entra en ese rango. Inspirada en la célebre novela de H. Rider Haggard, el director y guionista, arma un pastiche que no tiene muchas sorpresas, pero si muchas bizarreadas: un mad doctor, un grupo de hombres lobos, una criatura similar a la de Frankenstein y otros esperpentos, se cruzan en el camino de los dos protagonistas que tratan de rescatar a su hermana que ha sido secuestrada por el malo de turno, y justamente la única que los puede ayudar es la maravillosa She.  

   No hay mucho para rescatar en este film, salvo la presencia y peculiar belleza de Sandahl Bergman, que venía de actuar junto a Arnold Schwarzenegger en Conan (1982).

jueves, 12 de octubre de 2017

Un poema


Un poema


Un poco de humor





Pensamiento


Lo oculto/Estremecimiento

(The Uncanny, Denis Héroux, Canada, 1977)


   Película no muy conocida con la presencia de dos grandes: Peter Cushing y Ray Milland, esto implica que no se puede dejar de lado. 
   Con el estilo clásico de las producciones de terror de esos años, el film nos entretiene con tres historias y el hilo conductor a cargo de los mencionados actores, que interpretan a un escritor obsesionado con los gatos y su editor que sospecha que el otro no está en sus cabales. 
   Dicho escritor cree que existe una conspiración por parte de los gatos en contra de la humanidad... para crear conciencia sobre este hecho, desea publicarlo; ante la incredulidad del editor, se narran las historias con elementos sobrenaturales, macabros y algún que otro momento de delicado humor.

   Imperdible para aquellos seguidores de ese ciclo de los sábados a la noche llamado Viaje a lo Inesperado y a todo amante del viejo cine de terror.

El gato negro

(Gatto nero, Lucio Fulci, 1981)




  Apartándose un poco de su estilo (esto es zombis, casas malditas, posesiones), Lucio Fulci se inspira en el relato de Edgar Allan Poe, para realizar una película bastante sobria, que pretende ser un policial con toques paranormales. 
   Pretende porque las investigaciones realizadas por uno de los protagonistas, el inspector Gorley no se muestra muy seguro en su accionar y porque la trama se tuerce y comienza a divagar con una relación muy extraña que une a la fotógrafa del caso y a un profesor de ciencias ocultas que puede comunicarse con el más allá, y que es, naturalmente, uno de los sospechosos. 
  Entre ellos camina un gato negro que asesina gente y no mucho más. Bueno, bastante sangre también. 

  Film sólo apto para los seguidores de Fulci y una curiosidad para aquellos que no vieron estas particulares producciones italianas con actores ingleses, muy de moda en esos lejanos años 80.    
   

Frases de Aventuras de un novelista atonal, (1ra Parte)





domingo, 10 de septiembre de 2017

Frase de Rompenieves

Snowpiercer (Boon Joon-Ho, 2013)


Un poco de humor


La isla del Dr. Moreau






 Publicada en 1896, el libro nos cuenta acerca de los crueles experimentos que realiza el Dr. Moreau, tratando de emular a Dios en su particular isla.
Todo comienza cuando un naufrago es salvado y llevado a ese lugar, donde es testigo de la manipulación a la que son sometidos los animales para ser "convertidos" en "humanos", mediante la vivisección y a un muy extraño código de leyes que ha implantado Moreau. Como es de esperar, la rebelión de los animales no tarda en producirse y el caos se desata.
Novela de ciencia ficción, no ha envejecido en ningún sentido, ya que las nociones de humanidad, creación, y manipulación de razas menores por parte de los seres humanos es todavía tema de debate, discusión que a mi parecer continuará por muchos años más.
  Este libro ha tenido varias adaptaciones al cine, por lo que es de esperar, que en algún momento aparezca por las salas y le brinde un gran reconocimiento a H.G. Wells, escritor de varios clásicos del género.

Frases de La Isla del Dr. Moreau




La momia

(The mummy, Alex Kurtzman, 2017)


   Desconfío mucho de estas remakes/reversiones de los monstruos clásicos de Universal. En los últimos 30 años, si no me falla la memoria, sólo se han sacado un aprobado el Dracula de Coppola (1992), el Frankenstein de Brannagh (1994) y en menor medida, la versión del Hombre Lobo de Johnston de hace un par de años… 2010 para ser exactos.
   No es mala la idea de “renovar” a las criaturas y hacer esos magníficos crossovers de antaño, donde se cruzaban y enfrentaban entre ellos, pero ¿Tom Cruise en la Momia?? ¿Quién fue el ideólogo de esta contratación? Se entiende que Cruise es un número 1, que asegura una taquilla, pero bien es cierto que le gustan demasiado las explosiones, las persecuciones, los autos volando por el cielo… Todo eso no tiene nada que ver con la Momia. Eso es Misión Imposible. Mala idea. Hice bien en desconfiar…
   La película se deja ver, pero al promediar la misma, todo se convierte en una extraña ensalada, con escenas metidas a la fuerza y sin sentido, como la aparición de Caballeros Templarios zombis

    Una gran producción que no termina de convencer, donde el único que salva la ropa es Russell Crowe como el cerebro de la organización busca monstruos, poniéndose en la piel del Dr. Jeckyll, ¿Les suena?

La gran muralla

(The Great Wall, Zhang Yimou, 2016)




   Dos mercenarios llegan a la gran muralla china con el objetivo de llevarse con ellos la novedosa pólvora que manejan los nativos de ese continente. Lamentablemente para ellos, descubrirán para que se ha realizado esa construcción.
   Film de acción épica al que le sobran varios minutos, y eso que apenas llega a los 92, visualmente es maravillosa, pero muy pobre su historia que resulta ser demasiado previsible. Sorprende que Zhang Yimou haya puesto la firma en este producto demasiado Hollywoodense y manufacturado en China.

  Sólo queda el aspecto estético de esa joya que fue Héroe (2002), y la aparición de una cantidad increíble de criaturas que no asustan ni van a quedar en la historia ni siquiera por su diseño,  logran crear el dramatismo necesario para hacernos creer que el bueno de Matt Damon o la bella Jian Tian corren algún peligro. 

jueves, 3 de agosto de 2017

Aventuras de un Novelista Atonal

(Alberto Laiseca, 1982)


   En la soledad de un baño convertido en cuarto, un escritor atormentado, pasa su tiempo escribiendo una novela atonal que pueda sacarlo de la miseria y del ostracismo. Ratas, Doña Clota, un editor intratable y un amigo que trata de ayudarlo, rodean al protagonista de este increíble relato que por momentos se abraza al delirio extremo.
   Divido en dos partes, la segunda es en sí, la famosa novela atonal que nos revela la “Epopeya del Rey Teobaldo”, sus cruentos enfrentamientos militares en los que actúan tiranosaurios Rex, gorriones, orugas, califas, magos y cabalistas.

   Increíble este libro de Laiseca, que nos permite descubrir otro tipo de literatura, por momentos enmarañada, juguetona, que puede ser chocante para el lector común, pero muy aconsejable para adentrarse en la obra de este singular escritor.    

Kafka

(Kafka, Steven Soderbergh, 1991)


   Si creen que esto es una biografía están muy equivocados, si quieren ver un film y disfrutar con las muchas referencias a las creaciones del escritor y hechos de su vida este es su film, a pesar de ciertas inconsistencias y agujeros en su guión, especialmente para los que no conocen o no han leído la obra de Kafka, hecho este que los desconcertará un poco.
   Ante un gran elenco internacional, Jeremy Irons brilla en esta rareza en blanco y negro (casi en su totalidad) filmada en una Praga fantasmal, en la que un grupo de revolucionarios se alza contra el poder que anida en el castillo, mientras ciudadanos infectados  desaparecen. Delirio absoluto.      
   Steven Soderbergh filmó una historia muy particular que no puede dejar a nadie indiferente, una exploración a la temática de Kafka, a sus elementos misteriosos, a sus obsesiones, para verla o dejar a medias.

   El público decide. 

Ghost in the shell

(Ghost in the shell, Rupert Sanders, 2017)




   Adaptación de un manga y anime (1995), ya pasaron muchos años de los mismos, y el tema ha sido más que tratado en decenas de films, y he aquí el mayor problema de Ghost in the Shell: cerebro, conciencia humana, corazón, insertado en un cuerpo robótico… lo hemos visto muchas veces, tal vez demasiadas…
   Es por eso que el film no despierta ninguna sorpresa, a pesar de la hermosa fotografía, de la ciudad del futuro de imágenes tridimensionales, de escenas de acción impecables y de una Scarlett Johansson que se mueve como pez en el agua en ellas.

    La película es un buen entretenimiento ceñido a las usuales circunstancias por las que traviesan este tipo de personajes. Tal vez las nuevas generaciones puedan disfrutarla, para los que tenemos varias décadas encima, es una más, lamentablemente.    

Pensamiento...


Frases de Alberto Laiseca

De "Aventuras de un novelista atonal"









miércoles, 5 de julio de 2017

Pongámonos cursis...


De uno de los "Maestros"...


No entiendo a cierta gente...


Frases de Pulp 3ra Parte







Attraction

(Prityazhenie, Rusia, 2017)


   Una nave extraterrestre se estrella sobre Moscú, provocando caos, destrucción y muchas pérdidas humanas. El ejército ruso desea destruirla para prevenir más muertes, la gente de la ciudad duda, otros también quieren ver la sangre de los alienígenas. En medio de todo esto, adivinen: una de las protagonistas se enamora de uno de ellos, ¿Le suena conocido?
    Después de un gran principio, la película cae en muchos lugares comunes propios de las sagas adolescentes americanas, y se hace larga…
   Salva el film los efectos digitales, las buenas actuaciones de la pareja protagónica, del padre de la chica (encima general del ejército), y del ex enamorado que provoca los momentos más conflictivos en la historia.

   Se deja ver, y es más redondita que The Guardians

The Guardians

(Zaschitniki, Rusia, 2017)


   Es bueno que haya films de otras latitudes, y que gracias a la tecnología de hoy, pueda llegar a casi todos los lugares del mundo. El problema es que este, cuyo tráiler era más que interesante, se queda en eso. Escenas de acción, tiros y algún que otro momento emotivo pegados sin ningún tipo de cuidado. Pareciera ser que a sus productores y el director dijeron: pongamos una escena donde explota una torre, otra donde la chica pelea contra cinco, otra donde el malo… todo así, con graves fallos en la continuidad de la historia, sin progresión ni drama. Un gran sinsentido.
   Un producto fallido que nos ha dejado un sabor amargo en la boca, ya que la producción es muy buena, los efectos bastante bien, salvo algunas escenas de la transformación del oso, y la caracterización del villano, cuyo maquillaje parece haber salido de los primeros trabajos de los participantes del reality Face off.

    Quedará por ver si estos Vengadores de Rusia vuelven al ruedo, así al menos lo deja ver la escena post-final, si es así, esperemos que consigan un par de buenos guionistas.