jueves, 20 de abril de 2017

Crazy, stupid, love

(Crazy, Stupid, love, Glenn Ficarra, John Requa, 2011)



 No soy de ver este tipo de films pero de vez en cuando...encontramos algo digerible.
 Crazy, stupid, love es una aceptable comedia romántica, en la que un hombre se siente desahuciado después de que su mujer le pide el divorcio, por lo que se ve obligado a dejar su casa y a sus dos hijos. Angustiado y sin encontrarle sentido a su vida, conoce a un experto seductor que le enseñará sus artes para convertirlo en una nueva persona. 
   Enredos varios con sus hijos, amantes y su ex, consiguen entretenernos apoyados en un gran elenco: Steve Carell y Julianne Moore, Ryan Gosling, Emma Stone, Marisa Tomei, etc.

   Si bien el final se vuelve muy edulcorado, el film es grato de ver, y nos permite disfrutar de la química entre Gosling y Stone, unidos nuevamente en Lalaland (2016)

Morgan

(Morgan, Luke Scott, 2016)



   Una historia que ya hemos visto muchas veces, un experimento (en esta oportunidad se trata de inteligencia artificial encarnada, en lo que parecer ser una chica), que después de un hecho circunstancial, toma decisiones propias que ponen en peligro al grupo de creadores.

   De la mano de Luke Scott y producida por su padre Ridley, Morgan es un más que interesante producto que no trae ninguna novedad y que desperdicia a su gran elenco, pero que cumple en entretener y darnos algún que otro susto. Gran fotografía y momentos perturbadores complementan las actuaciones de Anya Taylor-Joy (The Witch) y de la más conocida Kate Mara en un papel infrecuente. 

Frases de Misery, 1ra parte





Misery

(Stephen King, 1987)



   Relato claustrofóbico de King, en la que un escritor tiene un accidente y es secuestrado por una admiradora muy peculiar, enfermera para más datos, que lo someterá a situaciones terribles, en la que su vida correrá peligro, y sólo su talento como escritor le permitirá seguir vivo…
    Para aquellos que sólo vieron el film, el libro es una interesante posibilidad para conocer la historia completa, mucho más cruenta y terrible, en la que se dejó de lado el libro de Misery (la vida melodramática de una mujer en la época victoriana) y los conflictos psicológicos que afectan al autor.

    Misery, es un libro que no se puede pasar por alto, ya que es uno de los primeros trabajos en los que King se aparta de los hechos sobrenaturales y/o fantásticos y se mete de lleno con el terror psicológico, dando por resultado una novela atrapante.   

miércoles, 22 de marzo de 2017

Pulp

Charles Bukowski, 1994.



   Una genialidad. La última novela escrita por Charles Bukowski homenajea y hace referencia a los viejos policiales de Serie Negra, al estilo de Raymond Chandler, Dashiell Hammett y tantos otros, sazonados con la particular impronta del autor: diálogos irónicos, un protagonista desencantado que frecuenta bares de todo tipo, lugares en los que se encuentra con personajes rudos y mal hablados.
   Pulp nos cuenta la historia de Nick Belane, un detective en mala época que es contratado para investigar unos casos extravagantes que no tardarán en cruzarse y hacer tambalear su vida.
   Surrealismo, delirio, comicidad, decepción y melancolía, se derramarán en las páginas de este libro, muy diferente a otros del autor, pero que a mi modesto entender, es de lectura imprescindible

martes, 21 de marzo de 2017

Frases de Pulp, de Charles Bukowski







Cosas de los años que pasan


El maestro

Haciendo de las suyas....




Killing Zoe

(Killing Zoe,  Roger Avary, 1994)


   Un especialista en cajas fuertes, viaja a Paris para integrar la banda de ladrones de bancos, de un amigo de la infancia adicto a todas las sustancias habidas y por haber. Allí conocerá a una bella muchacha que tendrá un papel determinante en la historia.
   Killing Zoe no es un gran film, pero ha quedado en la historia por ser realizado por Roger Avary, co-guionista de ese clásico moderno que es Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994), ex-amigo y colaborador de su director, amistad que quedó olvidada después de muchos problemas legales provocados por la autoría de ese guión.
   Killing Zoe tiene muy buenos momentos, flaquea en otros cuando oscila entre el drama y la comedia y algunos de sus personajes y situaciones son directamente ridículos.

   De todas maneras, las actuaciones de Eric Stoltz, Julie Delpy y especialmente de Jean-Hugues Anglade hacen que la película sea aceptable, y nos dejen un gusto amargo, pensando en lo que pudo ser.   

El extraño color de las lágrimas de tu cuerpo



(L'étrange couleur des larmes de ton corps. Hélène Cattet, Bruno Forzani, 2013).

   Alucinante experiencia cinematográfica, en la que el protagonista trata de averiguar que es lo que ha sucedido con su desaparecida esposa, ¿Ha sido asesinada? ¿Se fue con otro hombre? Todo es posible y mucho más también.
   El dúo de directores juega con el espíritu de los policiales italianos al estilo de Dario Argento, la juguetona narrativa de David Lynch y la claustrofobia de algunos films de Roman Polansky.
   La estética, los elementos visuales y oníricos priman por sobre la historia y sobre los personajes, que sólo pueden ser víctimas de esta pesadilla en la que se convierte la película.

   Cine arte, cine homenaje, cine experimental. Quédese con el calificativo que le guste. El resto es dejarse llevar por el poder hipnótico de la historia o apagar el DVD y poner otra cosa. 

miércoles, 11 de enero de 2017

Abrazos...


Los ojos sin rostro

(Les yeux sans visage, Georges Franju, 1959)


   Un clásico de culto, con elementos de terror y suspenso que no apeló a los clásicos clichés del género, pero que todavía conserva momentos inquietantes.
   En el film, vemos los esfuerzos que realiza el doctor Génessier para reconstruir el rostro de su hija, que había sido desfigurada en un accidente automovilístico.
   Acompañado por una fiel ayudante, el doctor secuestrará jóvenes rubias de ojos azules, con las que tratará de restituirle la cara a Christine, la cual vive recluida en la enorme y particular mansión con pasadizos secretos y un siniestro laboratorio.

   El equilibrio entre algunas imágenes llenas de poesía y los elementos siniestros de la historia, hacen que este no sea un film de terror típico, pero que de todas maneras es y ha sido muy perturbador. 

Las tres caras del miedo

(Black Sabbath- I Tre volti della paura, Mario Bava, 1963)



   Interesante film italiano constituido por tres historias de terror, en el que brilla el gran Boris Karloff como presentador entre los segmentos y como protagonista en uno de ellos.
   El teléfono, Los wurdalak y La gota de agua, es el orden de los relatos presentados, en los que la presencia femenina es el motor de las mismas.
   Ante el éxito de otras películas de Mario Bava, esta fue lanzada en Estados Unidos con el nombre de Black Sabbath, cambiándoles el orden de las historias y suavizando los diálogos en algunas escenas.
   Tal vez el segmento más flojo sea El teléfono, el único que no tiene elementos sobrenaturales y que apenas es una historia de venganza; mientras que en La Gota de agua y Los wurdalak lo siniestro es fundamental para el desarrollo y cierre de las mismas.

   Una gran oportunidad para disfrutar de una obra muy peculiar por la diferencia de estilo entre los segmentos de ambientes cerrados, paisajes nevados y casas saturadas de colores, y para deleitarse con la presencia de Karloff que en esos años, ya mayor, estos papeles le calzaban como anillo al dedo. 

Pensamientos


La reina del desierto