miércoles, 21 de octubre de 2020

Un fragmento de mi último libro

 



Disponible en la editorial, consultas por inbox en la página de facebook.

Demonios

 


Frases de escritores

 


La mansión de los crímenes

 (The House That Dripped Blood, Peter Duffell, 1971)




Film de episodios de la productora Amicus, competencia de la inolvidable Hammer, con un interesante reparto de figuras: Peter Cushing, Christopher Lee, Ingrid Pitt, Denholm Elliot, y el prolífico Robert Bloch a cargo del guión.

La mansión del título es el nexo de unión entre todas las historias, una más particular que otra, pero todas con elementos terroríficos, y un poco de humor en la última, que se toma en broma así misma. Los segmentos tratan sobre un escritor que tiene visiones, un hombre que se obsesiona con una figura de cera, una niña amante del vudú y un actor que debe interpretar a un vampiro.

Digna de una época, la película cumple y entretiene, aunque la realización ha sentido el paso de los años, igualmente, es una interesante muestra del cine de esos años y delicia para los cinéfilos.

Angustia

(Angustia, Bigas Luna, 1987)




Cine dentro del cine, dentro del cine. Un juego de cajas chinas, Matrioshkas rusas, un poco de todo. Toda una experiencia este film realizado en USA, de difícil visión para el espectador ya que todo el film transcurre en un cine, un asesino serial haciendo de las suyas, y la realidad que se mezcla con la fantasía, con el horror y con lo que sucede dentro y fuera de la gran pantalla. ¿Cuál es el asesino que amenaza? ¿El que está en cine real o en el visionado? ¿Cuál es la victima que está gritando?

Extraña, oscura, confusa por momentos, tétrica por otros, se entiende que esté oculta y no haya mucha información de este film, que se alimenta del miedo de los espectadores, y al que obviamente no nos gustaría saber que alguien está dispuesto a atacarnos, esperando entre las sombras.

Todo un ejercicio de fantasía y edición en esta película incómoda y perturbadora, de la que no se puede decir mucho para no arruinar la trama y las sorpresas que guarda en ella.

Si la encuentra, véala.

Último deseo/Planeta Ciego

 (Último deseo/Planeta Ciego/The People who own the Dark, León Klimovsky, España, 1976)




Y esto sí que es una sorpresa, grata, extraña y delirante. Un grupo de hombres importantes, empresarios, científicos, militares, se reúnen en una mansión/burdel de lujo, para dar rienda a sus instintos sin ningún tipo de reparos. Para ello cuentan con una plantilla de hermosas señoritas dispuestas a complacerlos. En este punto, el film parece ser una película más dentro del destape español que corría en aquellos años, pero… esto no va a seguir así, porque sorprendentemente, ocurre una explosión nuclear muy cerca, y todo el que la ve pierde la visión…

Y no voy a contar nada más, el resto es ver, disfrutar y agarrarse un poco la cabeza, por ciertas situaciones inverosímiles, diálogos grandilocuentes y actuaciones que parecen muy forzadas, producto seguramente de la poca confianza que tenían los actores al reproducir las líneas de sus personajes.

A pesar de todo, la actuación de Alberto de Mendoza es muy buena, al igual que la de la bellísima Nadiuska. Por el contrario, Paul Naschy luce contenido en la primera parte y se lo nota más cómodo en la final, cuando puede tomar las armas y mostrar los dientes, y esto no es metafórico.

Curiosa producción española, realizada con aportes americanos, es un coctel de películas de muchos estilos que recuerda a Soy Leyenda, El ataque de los muertos sin ojos, La noche de los muertos vivientes, etc.

El final merece un párrafo aparte, digno de las mejores películas de ciencia ficción, y que para aquellos años habrá sido un golpazo y que pese al paso del tiempo, no deja de estar bueno.

Para cinéfilos.

La Liga de la Justicia Oscura

(Justice League Dark, Jay Oliva, 2017)




Cada tanto se nos despierta el espíritu juvenil y miramos algo de animación, en esta oportunidad atraído por el gran afiche de DC, correspondiente a La liga de la Justicia Oscura. Obviamente no deja ser un producto pensado para chicos y adolescentes, con mucha acción y explosiones, tal vez demasiadas, que hacen que algunos de los personajes no tengan mucho desarrollo y se pierdan entre tanto humo y destrucción.

Ante una amenaza sobrenatural que azota a los habitantes y a la ciudad, Batman une sus fuerzas con Constantine (verdadero protagonista), y otros superhéroes con capacidades mágicas: Zatanna, Swamp Thing, Etrigan y Deadman para acabar con la misma.

La verdad es que deja gusto a poco, y las peleas finales tampoco levantan la puntuación. Veremos alguna otra a ver que pasa.