martes, 16 de octubre de 2012

Microficción 36

           Dos exasperantes adolescentes se asomaron sobre los almohadones de gatos inescrupulosos y las fotografías de corbatas negras.
   El abismo abrió su boca de lado a lado y el charol de su ojo privado se irguió hacia ellos y los absorbió.
   A kilómetros de distancia, el perfil de una medianoche solitaria lanzó una risotada desmedida.
   El triunfo no había costado tanto…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada