martes, 6 de noviembre de 2012

Exquisite Corpse

(Exquisite Corpse, Scott David Russell, 2010)





Sin ser un estallido de originalidad u homenaje/parodia a las películas de científicos locos (u obsesivos), debo decir que esta película me gustó.
La historia nos cuenta de los esfuerzos que realiza un joven neurocirujano para tratar de mantener con vida a su novia, después de que ella había muerto ahogada en un accidente.


Apoyado en un suero experimental de su creación e influenciado por un profesor que siempre le pide más, el muchacho comenzará a matar inocentes para extraer el líquido necesario para realizarlo.


Sin duda alguna, esta película de bajo presupuesto no ha inventado la pólvora ni es un derroche de creatividad, pero con elementos ya conocidos, logra inquietar y captar la atención del espectador sin utilizar ningún tipo de efectos especiales ni explosiones varias, y eso para el cine de hoy es muy importante.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada