lunes, 18 de octubre de 2010

Todo para mi...

No es necesario que te diga que fuiste mi primer amor, la tierra que temblaba bajo de mí, el aroma ardiente de nuestro cuarto de hotel, la rosa con espinas que atravesó mi piel.
No quiero ser redundante, ni agobiarte con las palabras que te he dicho y que te podría volver a repetir, pero tienes que comprender que tú eres lo máximo para mí, la razón de mi locura, la razón de mi ser, pero a pesar de todo esto, no puedo dejar de pensar que me siento un extraño para ti. Y todavía no sé por qué.
Tal vez esta sensación, se deba a tu aire de extraña lejanía que usualmente emanas, a tu tacto frío, a tus largos silencios, a tu mirada vidriosa y a la leve palidez de tu piel.
Y eso que canto y bailo para ti. Te recito poemas, te alquilo comedias románticas para que veamos juntos en noches de luna llena, y te compro bombones de chocolate para que de una vez por todas me sonrías... Pero no lo haces... Permaneces igual, impasible, inconmovible. ¿Por qué me haces esto a mí? Si te he dado, te doy y te daré todo. Te he vestido de Reina y te he hecho fiestas esplendorosas, te he pintado retratos, y a pesar de que no me gusta mucho mostrarte en público, he hecho lo posible para que saliéramos. Te he llevado a dar paseos por el campo, y hemos navegado en coloridos botes a través del río. Hemos recogido flores y hasta conseguimos cazar algunas mariposas... No obstante, tú sigues igual...
Entonces creo que no puedo cambiarte, no he conseguido que lo hagas y debo resignarme a ello. A perder las esperanzas, y someterme a tu parco silencio. A renegar de mis fuerzas y aceptar la derrota. Que todos mis esfuerzos han sido en vano y que no hay nada más que yo pueda hacer para sacar una palabra de tus labios, o una mínima sonrisa. Por lo tanto, debo conformarme y seguir como hasta ahora, teniéndote en tu ausencia, amándote en tu frialdad...
No te preocupes niña mía, que de todas maneras, yo siempre estaré a tu lado peinándote, poniéndote esos preciosos vestidos que tanto te gustan, lavando tu cuerpo sintético y amándote. Porque eres todo para mí, eres sólo para mí, mi amor, mi vida, mi muñeca...
(Publicado por Editorial Raiz Alternativa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada