lunes, 25 de octubre de 2010

Microficción 14


Divididas por errores de película, pero inspiradas por los dioses de grana y oro, Lady Rowena y la ex divina Romualda, se rasgaron las vestiduras y se fueron a correr una maratón por Venus, donde encontraron una palmera de conejos en el que un cartel anunciaba:
"En Rusia se apolillaron las naranjas"
y eso las tranquilizó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada