miércoles, 11 de enero de 2017

Los ojos sin rostro

(Les yeux sans visage, Georges Franju, 1959)


   Un clásico de culto, con elementos de terror y suspenso que no apeló a los clásicos clichés del género, pero que todavía conserva momentos inquietantes.
   En el film, vemos los esfuerzos que realiza el doctor Génessier para reconstruir el rostro de su hija, que había sido desfigurada en un accidente automovilístico.
   Acompañado por una fiel ayudante, el doctor secuestrará jóvenes rubias de ojos azules, con las que tratará de restituirle la cara a Christine, la cual vive recluida en la enorme y particular mansión con pasadizos secretos y un siniestro laboratorio.

   El equilibrio entre algunas imágenes llenas de poesía y los elementos siniestros de la historia, hacen que este no sea un film de terror típico, pero que de todas maneras es y ha sido muy perturbador. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada