jueves, 26 de enero de 2012

Microficción 31

Después de muchos eones, un roedor contó una historia de maquinas imposibles y de fuerzas electromagnéticas W y Z.

El mañana no muere- le aseguró con frialdad a los iniciados y agregó como al pasar que:


- Una metamorfosis puede ser escalofriante, pero más allá de eso, las leyes locales pueden ser una palmada en la espalda o una simple ecuación con lápiz y papel.


Asombrados ante esa afirmación, los otros lo aplaudieron a rabiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada