sábado, 28 de febrero de 2015

Microficción 42

   El deseo hipnótico de los robots inmortalizó las calzas de las heroínas y el belicismo furioso de viejas películas de samurais.

   Redundante y exasperante, el concepto oportunista funcionó mejor que en casos anteriores, por lo que el sendero mágico hacia la mansión Playboy había sido liberado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada