miércoles, 5 de octubre de 2011

Microficción 29

La vieja sonrisa se mostró enrarecida, parapetada en el olvidado anden de la lucidez.
El bastón encontró el camino de emergencia, y la rubia de uñas distraídas recibió el llamado espiritual que necesitaba para desnudar su humilde secreto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada