martes, 7 de junio de 2011

De día o de noche

De día o de noche… me habita el dolor, la angustia, el tormento, y lo único que me salva y me alivia es nombrarte en silencio, deletrear tu nombre, sentir que estas a mi lado, en el escondite que me he impuesto para estar a salvo de los demás…
De día o de noche necesito tu amor, necesito de tus consejos, de la música que forman tus palabras, de las nubes que forman tus cabellos, de los lagos que forman tus suspiros, de los soles que emanan de tu mirada, del carrusel eterno que me brindan tus caricias…
De día o de noche sueño con el color de las rosas salvajes, iguales al de tus mejillas, iguales a los de tus labios, iguales a los de mi sangre que fluye y palpita solamente por vos…
De día o de noche mi piano desgrana una melodía que trata de ser mi voz que no puede decirte lo que siento ni lo que pienso, es un mensaje, un ruego, un llamado que se pierde en el viento sin llegar a tus oídos…
De día o de noche la ciudad parece estar envuelta en sombras, en murmullos repentinos sin sentido, en calles desiertas envenenadas de egoísmo, en amenazas encubiertas de ojos desconocidos…
De día o de noche mi sueño me acompaña y no se pierde en el triste caminar de las agujas del reloj, ni en el correr de mis sucias lágrimas, porque esperan que alguna vez comprendas estas palabras…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada