martes, 18 de enero de 2011

Microficción 19

La hierba era una historieta y las miles de fichas con las que jugaba el gato eran como una cuchara reluciente de eternas vigilancias.
Un unicornio, algunas luciérnagas de besos y la isla de las tentativas, era lo que ocultaba la memoria de los amantes furtivos. Todo eso quedó guardado por el registro minucioso escrito en una vieja y fría Olivetti, que todavía seguía funcionando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada